Video

Las órdenes no se discuten

Dirección: Patricia Bueno / Susana Torres
Extracto. Duración total: 4:16
2011

«-¿Usted es un perro o un ser humano?-«
La ciudad y los perros
Mario Vargas Llosa.

La Siberia es el nombre con que hoy se conoce al abandonado casino de oficiales que se encuentra en los terrenos de la escuela militar “Leoncio Prado”.
Del espacio de recreo al de prácticas militares. Lugar siniestro y siniestrado, erosionado por el tiempo y los nuevos usos que hicieron de éste, cadetes y oficiales.
Esta zona liminar es ahora el escenario donde la novela se transforma en fotonovela y la película en un video arte.
Se trata de hablar desplazadamente de “La ciudad y los perros” y todo lo que nos deja desde sus conceptos e imágenes, en nuestras vidas personales.
Desde una fortaleza destruida, una dama observa el mar y la isla de San Lorenzo.
El espacio nos habla de un antiguo esplendor y poder. También del abandono.
Paralelamente un cadete, un púber, vestido de uniforme, va a su encuentro.
Se inicia entre ellos lo que será un acto de castración y servilismo.
El abuso de autoridad como educación castrense, esta vez desde el accionar y la mirada femenina. La patria, como madrastra. El alumno como víctima.
El honor y el deshonor confundidos entre ritos e iniciaciones.
La degradación como bautizo.
El cut piece(*), de Yoko Ono, transformado ahora en mutilación de ideales de juventud.
Entre salvas, gritos y virilidades forzadas, entre lo pasivo y lo agresivo:
la ofrenda juvenil.
Un sacrificio a la patria entre tijeretazos.

Susana Torres/Patricia Bueno.

(*) Los espectadores fueron recortando las partes de mí que no les gustaban. Al final sólo quedaba yo, firme como una piedra, pero ni siquiera eso les satisfacía: querían saber qué había en esa piedra» – Yoko Ono, comentario de la artista en 1971. Cut piece es el título de una performance de Yoko Ono, en la que la artista permanecía arrodillada en el escenario e invitaba a los miembros del público a aproximarse y cortarle la ropa con unas tijeras. Ono y el espectador participaban en un acto agresivo/pasivo de dejar al descubierto su cuerpo femenino. La performance hablaba como la mirada inconsciente tiene el potencial de dañar e incluso destruir el objeto que escoge.

Volver